Ciudad Sancti Spíritus.
Descripción y Renta de casas de alquiler.

Ciudad Sancti Spíritus




La villa de Sancti Spíritus, en la región de Sancti Spiritus, Cuba, fue fundada en junio de 1514 por Diego Velázquez de Cuéllar en los margenes del rio Tuinucú, pero en 1522 se traslada hasta las orillas del río Yayabo en búsqueda de mejoría económica, ubicación que mantiene hoy,Francisco Iznaga, rico propietario vasco asentado en la región oriental de Cuba durante los primeros decenios de la colonización de la isla. Fue elegido regidor de la villa de Bayamo en 1540. Iznaga fue origen de un linaje que se asentó finalmente en Trinidad y en Sancti Spiritus, en el centro sur de la isla.

Sus descendientes defendieron la causa autonomista y la anexión a los Estados Unidos en las décadas centrales del siglo XIX. Con su iglesia finalizada en 1680, en la cual hubo 60 años de trabajo, y su puente sobre el río Yayabo, de 1825, en 1876 se le otorga por Real Orden el título de ciudad española por su gran incremento de población, hasta la independencia de Cuba, en 1898.

Entre las tradiciones que se destacan en la provincia esta la alfarería, los tejidos a mano y con guano, las danzas, tonadas, versos y canciones, y la tradicional “canchánchara” (bebida mambisa) en la ciudad e Trinidad, y en la ciudad de Sancti Spíritus, sus ferias agropecuarias y de arte popular, sus tonadas y la yayabera, prenda de vestir que dio origen a la cubanísima guayabera. Particular importancia tienen en el municipio de Cabaigúan las tradiciones canarias, en particular la conocida danza isleña.

Se destaca en Trinidad, la Plaza Mayor, la iglesia de la Santísima Trinidad, considerada una de las más amplias del país y que atesora valiosas piezas del erario artístico religioso de Cuba, entre ellos el famoso Cristo de la Vera Cruz, así como un altar de mármol dedicado al culto de la Virgen de la Misericordia -único de su género en la Isla-, y otras imágenes religiosas de gran valor. La ciudad alberga museos como el Romántico -instalado en el antiguo Palacio de Brunet- y el de Arqueología "Guamuhaya", exponente de la cultura aborigen de la isla.

Cercano a Trinidad está el Valle de San Luis o Valle de los Ingenios, museo de la industria azucarera cubana con 75 ruinas correspondientes a ingenios, casas de verano, barracones y otras instalaciones relacionadas con la fabricación del dulce producto. Todavía se yergue allí la famosa torre de Manaca-Iznaga, edificada en 1816 y que con sus 45 metros de altura, marcaba con su campana el inicio y fin de los trabajos en las plantaciones de la caña de azúcar.

Trinidad incluye además el paisaje natural protegido Topes de Collantes, en el macizo montañoso del Escambray, con cerca de 12 mil 500 hectáreas de extensión y numerosas especies endémicas de la flora y la fauna, donde el clima de abundantes precipitaciones favorece el hábitat de orquídeas, musgos, líquenes, helechos arborescentes, pinos y eucaliptos. Al Parque Nacional Topes de Collantes, se asciende por una de las vías más impresionantes del país. En este parque se encuentra también uno de los principales centros de salud de Cuba.